completar palabras inacabadas

completar las palabras inacabadas

de la historia que proponemos

Completar las palabras del texto

Completar las palabras

con las letras  suprimidas


 

Ejercicio para completar rellenando los puntos que les faltan a algunas palabras. Las letras omitidas son las que causan o pueden causar vacilación a la hora de escribir.

 

Como ya dijimos al principio, hemos enfocado el trabajo en la realización de ejercicios y no en las reglas de ortografía memorizadas; es en realidad el mejor método para conseguir una ortografía sin fallos. 

completar las palabras de la historia que están inacabadas
completar las palabras de la historia que están inacabadas

Las reglas está muy bien leerlas y repasarlas de vez en cuando pero nadie o casi nadie las memoriza y aplica.

Lo que mejor funciona para adquirir una escritura correcta, sin fallos ortográficos,  lo primero leer, mejor en voz alta. leyendo con atención aplicamos de forma natural el sentido de la vista. 

La ortografía tiene mucha relación en ver las palabras escritas pues al visualizarlas se fijan en la memoria espontáneamente. 


No veremos todas las letras pero si hacemos de la lectura un hábito diario unas veces veremos unas y en otras ocasiones visualizaremos otras letras.

Después practicar, hacer ejercicios que permitan ensayar la ortografía de forma amena para que se vaya fijando sin necesidad de agobios. 


La técnica de repetir los fallos siempre que no sea más de cinco veces puede usarse aunque, particularmente, creo mejor el ejercicio de formar una frase con la palabra que se ha fallado. Una frase o dos.

La costumbre de realizar ejercicios (uno o dos) a diario hará que sin darnos cuenta alcancemos el objetivo. 

ejercicio integrado en la actividad de comprensión lectora
ejercicio de comprensión lectora integrado en la actividad

Descarga
EFEC99.pdf
Documento Adobe Acrobat 92.9 KB

La historia de hoy nos trae mucho jugo. Todos podemos aprender mucho reflexionando de esta corta pero fantástica narración sobre la felicidad del ser humano. El efecto 99.