Actividad completar historia QNTC1

historia quien no te conozca

que te compre


Os acercamos esta fascinante historia de Juan Valera. ''Quien no te conozca que te compre''.

Por ser un poco larga para un solo ejercicio, hemos pensado es mejor dividirla en tres partes.

La lectura completa la encontráis en el enlace: Quien no te conozca que te compre.

Completar letras

Ejercicio C35 - 1ª Parte

''Quien no te conozca que te compre''

quien no te conozca que te compre primera parte

Os acercamos esta fascinante historia de Juan Valera. ''Quien no te conozca que te compre''.

Por ser un poco larga para un solo ejercicio, hemos pensado es mejor dividirla en tres partes.

La lectura completa la encontráis en el enlace: Quien no te conozca que te compre.

El fragmento de la lectura, sin los guiones, para comprobar el resultado de vuestro ejercicio  está en esta página y subsiguientes partes dos y tres. 

Disfrutad del ejercicio y de la lectura.

Un cordial saludo!! 

Otros Ejercicios:

Quien no te conozca que te compre.

Parte 1ª para comprobar ejercicio.

 

No nos atrevemos a asegurarlo, pero nos parece y queremos suponer que el tío Cándido fue natural y vecino de la ciudad de Carmona.

Tal vez el cura que lo bautizó no le dio el nombre de Cándido en la pila, sino que después todos cuantos le conocían y trataban le llamaban Cándido, porque lo era en extremo. En todos los cuatro reinos no era posible hallar un sujeto más inocente y sencillote.

El tío Cándido tenía, además, muy buena pasta; era generoso, caritativo y afable con todo el mundo. Como había heredado de su padre una haza, algunas aranzadas de olivar y una casita en el pueblo, y como no tenía hijos, aunque estaba casado, vivía con cierto desahogo. 

Con la buena vida que se daba se había puesto muy lucio y muy gordo.

Solía ir a ver su olivar, caballero y en un hermosísimo burro que poseía; pero el tío Cándido era muy bueno, pesaba mucho y no quería fatigar demasiado al burro y gustaba de hacer ejercicio para no engordar más.

Así es que había tomado la costumbre de hacer a pie parte del camino, llevando el burro detrás asido del cabestro.

Ciertos estudiantes le vieron pasar un día en aquella disposición, o sea a pie, cuando iba ya de vuelta para su pueblo.

Iba el tío Cándido tan distraído que no reparó en los estudiantes.

Uno de ellos, que le conocía de vista y de nombre y sabía de sus cualidades, informó de ellas a sus compañeros y les incitó a que hiciesen al tío Cándido una burla….

Sigue en la segunda parte del ejercicio

Ver, imprimir o descargar Ejercicio

''Quien no te conozca que te compre''

Primera Parte