Quien no te conozca 3 completar

quien no te conozca parte tres

ejercicio final de la historia

Completar frases y textos

Ejercicio C35 - 3ª Parte

''Quien no te conozca que te compre''


El fragmento de la lectura, sin los guiones, para comprobar el resultado de vuestro ejercicio  está en esta página. 

parte final del ejercicio

El ejercicio de la historia ''Quien no te conozca que te compre'' de Juan Valera, consta de tres partes. En esta página la tercera parte. Enlaces a la Primera Parte y a la Segunda Parte.

Enlace a la Lectura completa .


Ejercicios relacionados:

Fragmento del Ejercicio para la correspondiente comprobación:

Quien no te conozca que te compre (parte 3)

 

...Cuatro años he vivido con forma y condiciones asnales, hasta que mi padre, arrepentido de su dureza, ha retirado la maldición y en este mismo momento acabo de recobrar mi figura y condición de hombre.

Mucho se maravilló el tío Cándido de aquella historia, pero se compadeció del estudiante, le perdonó el daño causado y le dijo que se fuera a presentarse ante su padre para reconciliarse con él.

No se hizo de rogar el estudiante, y se largó más que de prisa, despidiéndose del tío Cándido con lágrimas en los ojos y tratando de besarle la mano por la merced que le había hecho.


Contentísimo el tío Cándido de su obra de caridad, se volvió a su casa sin burro, pero no quiso decir lo que había sucedido porque el estudiante le rogó que guardase el secreto, afirmando que si se divulgaba que él había sido burro, lo volvería a ser o seguiría diciendo la gente que lo era, lo cual le perjudicaría mucho y tal vez impediría que llegase a tomar borla de doctor como era su propósito.

Pasó algún tiempo y vino el de la feria de Mairena.


El tío Cándido fue a la feria con el interés de comprar otro burro.

Se acercó a él un vendedor, le dijo que tenía un burro para vender y le llevó para que lo viera.

Qué asombro no sería el del tío Cándido cuando reconoció en el burro que quería venderle al mismísimo que había sido suyo y que se había convertido en estudiante. Entonces dijo el tío Cándido para sí:

''Sin duda que este desventurado, en  vez de aplicarse, ha vuelto a sus pasadas travesuras, su padre le ha echado de nuevo la maldición y mírale ahí burro por segunda vez''

Luego, acercándose al burro y hablándole muy pegadito a la oreja, pronunció estas palabras, que han quedado como refrán:

– ''Quien no te conozca, que te compre''

Ver, imprimir o descargar 

Ejercicio ''quien no te conozca que te compre''

Tercera parte y final.